Lactancia materna exclusiva: Beneficios y recomendaciones

Son muchos los consejos que recibimos frente al cuidado de nuestros niños, sobre todo cuando son bebés; hoy hablaremos de la lactancia materna exclusiva, sus beneficios y recomendaciones para que tu bebé acceda a las enormes ventajas que ofrece este mágico y hermoso proceso.

Amamantar a tus niños es la forma ideal de alimentarlos desde sus primeras horas, pues les entregas las propiedades nutricionales específicas que requieren y además creas desde el inicio ese fuerte vínculo entre madre e hijo.

¿Qué es la lactancia materna exclusiva?

Cuando hablamos de lactancia materna exclusiva, nos referimos a alimentar al bebé únicamente con este recurso, sin ningún tipo de complemento. Solo se suministrarán sueros o medicamentos por recomendación médica, de lo contrario su única fuente de alimentación e hidratación será la leche de mamá.

Lo ideal, por recomendación de la Organización Mundial de la Salud, es que el niño reciba esta lactancia exclusiva durante sus primeros 6 meses, iniciando lo más pronto posible desde su nacimiento. Según el Ministerio de Salud de Colombia, solo el 56% de los recién nacidos reciben leche materna en su primera hora de vida.

Después de los 6 meses, se debe mantener la lactancia materna combinándola con otro tipo de alimentos adecuados de acuerdo a las necesidades de tu pequeño y las recomendaciones de tu pediatra. Lo ideal es sostener esta metodología hasta los 2 años y a partir de ahí brindarle los alimentos adecuados de acuerdo a su etapa de desarrollo y proceso de crecimiento.

Para toda mamita es súper útil tener siempre a mano una lista de recetas de cocina saludables para niños, con el fin de garantizar siempre una alimentación adecuada y que además les encante.

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna es un proceso maravilloso que aporta decenas de beneficios tanto para tu pequeño como para ti, veamos algunos de ellos:

Beneficios de la lactancia materna para el bebé:

  • Lo protege de enfermedades e infecciones a las que están propensos permanentemente y a las que son más vulnerables en su primera etapa.
  • Disminuye significativamente el riesgo de padecer desnutrición
  • Evita problemas digestivos.
  • Reduce el riesgo de muerte súbita en el primer año de vida.
  • Aporta los nutrientes perfectos para lograr un desarrollo y crecimiento sanos.
  • Genera un vínculo muy fuerte con su madre, lo que hace que los niños crezcan más felices y emocionalmente estables.
  • Según la Unicef, hay evidencia de la relación entre la lactancia materna y el desarrollo cognitivo e intelectual del menor en sus años escolares.

Beneficios de la lactancia para la madre:

  • Disminuye el riesgo de padecer hipertensión, osteoporosis o depresión posparto.
  • Se ha comprobado que reduce significativamente el riesgo de padecer cáncer de seno y de ovario, sobre todo cuando la lactancia es prolongada.
  • El vínculo afectivo que creas con tu bebé es indescriptible.
  • Pierdes parte del peso que ganaste durante el embarazo más rápidamente. Ayúdate con algunas rutinas teniendo en cuenta cuándo puedes hacer ejercicio después del parto.
Lactancia materna beneficios

Además de estos, hay otros beneficios sociales que trae la lactancia materna como la reducción de los índices de enfermedades mencionadas anteriormente a corto, mediano y largo plazo, el ahorro económico para tu familia al evitar comprar leche de tarro y el aporte al medio ambiente, al minimizar el gasto en materiales e insumos de procesamiento para la producción de leche artificial.

Recomendaciones para una lactancia materna efectiva

Como ya conoces los enormes beneficios que trae la lactancia materna exclusiva, te daremos ahora unas recomendaciones para que hagas de este un proceso agradable, eficiente y amoroso para ti y tu bebé.

Duración de la lactancia:

Como mencionamos líneas arriba, lo ideal es alimentar a tu bebé exclusivamente con leche materna desde sus primeros minutos de vida hasta los 6 meses y a partir de entonces, alternar entre leche materna y alimentos nutritivos, sanos y adecuados para tu pequeño, mínimo hasta los dos años. Desde entonces suspendes por completo la lactancia e inicias un plan de alimentación de acuerdo a su edad y etapas de desarrollo.

Horarios:

Durante los primeros 6 meses debes alimentar a tu bebé cada vez que él te lo pida, sin tener en cuenta horarios específicos; después de un tiempo y cuando el niño permanezca más tiempo dormido sobre todo en la noche, puedes crear poco a poco hábitos para que él comience a identificar los espacios para recibir su alimento.

¿Es necesario darle agua al bebé?

Antes de los 6 meses no es necesario que le des a tu bebé ningún otro líquido ni sólido además de la leche materna, ya que esta contiene todos los nutrientes y electrolitos necesarios para mantener una salud adecuada en el pequeño. Cuando inicies la complementación con otros alimentos después de los 6 meses, puedes incluir agua hervida en pequeñas cantidades.

Posiciones para amamantar:

Debes elegir las posiciones que prefieras y que los hagan sentir más cómodos tanto a tí como al bebé. Ten en cuenta siempre que: la cabeza y el cuerpo del bebé estén alineados; tu cuerpo debe estar en contacto con tu bebé; sostén el cuerpo de tu pequeño con tu brazo puesto a lo largo de su espalda; las succiones de tu bebé deben ser lentas, profundas y con pausas.

Es normal que al inicio, amamantar a tu bebé te cause cierto dolor por la sensibilidad de los pezones, pero en pocos días podrás adaptarte, la molestia desaparecerá y estos serán momentos llenos de amor y conexión con tu pequeño.

¿Por qué decirle no a la alimentación artificial del bebé?

La principal razón seguramente la tienes clara, ya que conoces todas las ventajas que aporta la lactancia materna tanto para tu bebé como para ti; sin embargo, vamos a hablar de algunos datos sobre la leche artificial que nos ofrece la industria.

El primero es que la mayoría de estas leches son producidas a partir de la lecha de vaca, aunque los productores pueden modificar algunas de sus propiedades para hacerla muy similar a la leche materna humana, la calidad nunca será la misma.

También debes tener en cuenta que la leche materna humana contiene ácidos grasos indispensables sobre todo para el desarrollo cerebral del menor; estos ácidos no están presentes en la leche de vaca y aunque son agregados por la industria que la produce, el bebé no los absorbe en la misma proporción.

Por otro lado, la leche de vaca contiene nutrientes específicos naturalmente para el ternero; aunque pueden ser los mismos que requiere tu bebé, están presentes en cantidades muy superiores; una vez más la industria ha trazado el reto de moderarlas. Aún así, no es igual que tu bebé reciba dichos nutrientes de la leche producida artificialmente a que los reciba de la leche materna.

No obstante, a largo plazo, consumir esta leche artificial puede desencadenar enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad y otros, según el Ministerio de Salud de Colombia. También pueden desarrollar intolerancia a la lactosa aumentando los cólicos, diarreas u otros agravantes.

Y por último, no debes olvidarte del vínculo afectivo que representa para ambos el proceso de lactancia; la leche artificial ha sido creada únicamente para casos en que se imposibilita la lactancia por complicaciones principalmente de salud; pero en ningún caso iguala la calidad que tiene la leche materna.

En conclusión, la lactancia materna exclusiva brinda beneficios enormes para ti, para tu bebé, para tu familia y para el medio ambiente, es la mejor y más eficiente opción alimenticia que tienes para tu bebé. Disfruta de este lindo proceso y dale a tu pequeño los nutrientes necesarios para que goce de buena salud y tenga un óptimo desarrollo en todas las etapas de su infancia.

Lee más

¿Por qué es importante el sueño en los niños?

Como padres, puede que en varias ocasiones nos hayan hecho saber que nuestros hijos deben dormir bien y durante un tiempo específico, pero ¿por qué es importante el sueño en los niños?. Cuando hablamos de crecimiento y desarrollo adecuados en la primera infancia, no solo nos referimos a temas como alimentación, juego o socialización; el sueño también tiene un papel fundamental.

Hoy vamos a resolver esa duda y a conocer algunas útiles recomendaciones para que nuestros niños disfruten de un sueño adecuado que les permita desarrollar efectivamente todas sus actividades en el día a día.

Hablemos del sueño

El sueño es ese periodo de tiempo en el que se disminuye el estado de conciencia de las personas, así como sus reacciones físicas a estímulos externos. Al dormir, los seres humanos recuperamos energía, restablecemos nuestras funciones físicas y psicológicas y facilitamos el procesamiento de información en nuestro cerebro, lo que nos ayuda a mantenernos saludables y en los niños, a tener un crecimiento óptimo.

Entonces, ¿por qué es importante el sueño en los niños?

En todas las etapas de la infancia es vital dormir bien y durante periodos de tiempo adecuados. Mencionemos algunos de los enormes beneficios que aporta un sueño idóneo en los niños:

  • Durante el sueño se desarrolla el sistema nervioso, favoreciendo el adecuado crecimiento del menor.
  • Las partes del cerebro que controlan las emociones y las interacciones sociales se desarrollan y relajan durante el sueño.
  • Reduce el estrés en el niño y los signos de cansancio.
  • Favorece el rendimiento físico y mental del menor.
  • Mejora la concentración y el aprendizaje en todas las etapas de la infancia.
  • Fortalece la memoria.
  • Promueve la creatividad.
  • Favorece el aprendizaje.
  • Minimiza el riesgo de presentar déficit de atención.

Como puedes ver, el sueño es importante en los niños porque favorece en gran manera sus procesos de desarrollo físico y mental, facilitando el aprendizaje y sus actividades en el día a día. Un aspecto a destacar, pues en la primera infancia el ser humano recibe y aprende gran cantidad de información.

Ahora que conoces su importancia, vamos a revisar algunos detalles claves que debes tener en cuenta para garantizar que el sueño de tus pequeños sea óptimo.

¿Cuánto tiempo deben dormir los niños?

La duración ideal del sueño varía de acuerdo a la edad de tus pequeños; veamos en la siguiente tabla los tiempos recomendados:

Edad del niñoPromedio de horasMínimo recomendadoMáximo recomendado
Recién nacido de 0 a 3 mesesEntre 14 y 171118
Bebés de 4 a 11 mesesEntre 12 y 151116 – 18
Niños de 1 a 2 añosEntre 11 y 14915 – 16
Niños de 3 a 5 añosEntre 10 y 12713
Niños de 6 a 13 añosEntre 9 y 11713

En los primeros meses, los bebés suelen despertar en promedio cada 3 horas, después de los 4 o 5 meses, ya se presentan periodos de sueño más largos, alrededor de 5 o 6 horas. Cuando se aproximan a su primer año de vida, llega el anhelado momento en que pueden permanecer dormidos toda la noche.

Te recomendamos: ¿Cuándo puedo hacer ejercicio después del parto?

Es importante que desde que son bebés, creen hábitos que les ayuden a acoplarse a horarios, a espacios específicos para dormir y que les brindes el medio ideal para que este momento sea realmente placentero y confortable.

Hábitos de sueño saludable

  • Crea una rutina antes de dormir: música suave, poca luz y una lectura amena.
  • Esa rutina debe incluir horarios específicos para ir a la cama así como para levantarse.
  • Evita al máximo que tengan acceso a pantallas de tv, celulares, tablets, u otros dispositivos electrónicos por un tiempo prolongado inmediatamente antes de ir a la cama.
  • Tampoco es recomendable que se realicen actividades físicas significativas, por lo menos durante 2 horas previas.
  • Evita que consuman bebidas o alimentos pesados inmediatamente antes de ir a la cama; opta por una comida ligera y saludable. Aquí te dejamos algunas recetas de cocina para niños: opciones saludables.
  • En los bebés puedes acudir a un elemento que les permita asociar el momento de dormir y hacerlo de forma confortable como chupetes o peluches.

Ahora que sabes por qué es importante el sueño en los niños, puedes crear esas rutinas para ayudarle a tener periodos de sueño óptimos y placenteros y de este modo lograr un rendimiento ideal de sus actividades en el día.

Lee más

¿Cuándo puedo hacer ejercicio después del parto?

 Si acabas de convertirte en madre y sobre todo si es tu primer parto, seguramente tu cabeza está llena de dudas respecto al cuidado de tu bebé y al tuyo mismo; y tenemos la certeza de que una de las principales preguntas que viene a tu mente es ¿cuándo puedo hacer ejercicio después del parto? Es totalmente natural sentirse un poco agobiada por los cambios que un embarazo produce en nuestro cuerpo y buscar la manera de ayudarlo a recuperar su estado anterior.

Cuándo puedo hacer ejercicio después del parto

En esta entrada te ayudaremos a despejar algunas dudas sobre la actividad física después del embarazo. Por supuesto debes tener en cuenta que cada mujer es un mundo distinto, su cuerpo y organismo pueden responder diferente y su ritmo de recuperación variar; así que siempre debes asesorarte de tu médico.

Hablemos de tiempos

En este punto citaremos al director del centro femenino Vivafit de España, Francisco Sánchez Diego, quien recomienda esperar un tiempo prudencial de entre 6 y 8 semanas antes de iniciar una actividad física significativa.

Durante el embarazo y el parto, el cuerpo femenino experimenta múltiples cambios y hay que darle el tiempo suficiente para que se recupere y vuelva a la normalidad.

En estas primeras semanas no es recomendable realizar ejercicios de mucho esfuerzo para evitar lesiones, pues varias partes de tu cuerpo están débiles y lo último que necesitas es ejercer presión sobre ellas. Por lo pronto, puedes hacer caminatas diarias de entre 15 y 30 minutos.

Pasado este tiempo, será hora de iniciar una rutina de ejercicios suaves, nada que genere alto impacto o que pueda sobrecargar tus zonas más afectadas como el suelo pélvico y el abdomen. Es recomendable estar atenta a todas las señales que envía tu cuerpo.

Alrededor de los 3 meses podrás centrarte en los ejercicios de fuerza para comenzar a recuperar masa muscular y a fortalecer tu abdomen.

Iniciar una rutina de ejercicios suaves

¿Cuáles son los ejercicios que puedo hacer después del parto?

La recuperación física después del parto debe iniciar con el fortalecimiento del suelo pélvico, ya que es una de las zonas más afectadas durante todo ese tiempo. Después de eso, puedes practicar rutinas de baja intensidad e ir aumentando gradualmente siempre basándote en las recomendaciones de tu médico experto. Estas son algunas ideas:

  • Pilates: Son los más recomendados durante el embarazo, sin embargo en el posparto también juegan un papel fundamental, pues ayudarán en la recuperación de tu suelo pélvico.
  • Hipopresivos: Una de las mayores preocupaciones de las mamitas es que su abdomen vuelva a estar como antes. Aquí es muy importante mencionar que debes abstenerte por completo de realizar abdominales o cualquier tipo de ejercicio que represente un esfuerzo en esta zona, antes de que se haya recuperado por completo. En su lugar, se recomiendan los ejercicios Hipopresivos, que trabajan la zona abdominal y el suelo pélvico, a partir de la respiración y diferentes posiciones que, contrario a los abdominales tradicionales, reducen la presión en estas zonas y ayudan a su recuperación.
  • Ejercicios de Kegel: Este tipo de ejercicio suave también está recomendado para el fortalecimiento y recuperación del suelo de la pelvis, inclúyelos en tus primeras rutinas posparto.
  • Yoga: Al igual que el pilates, es un ejercicio de bajo impacto y de altísimos beneficios físicos y emocionales, así que no dudes en incluirlos en tus rutinas.
  • Caminatas: Como te mencionamos líneas arriba, las caminatas son la primera actividad física que puedes poner en práctica después de tu parto; desde el primer día puedes salir a caminar alrededor de 30 minutos. Ideal si lo haces en las primeras horas de la mañana acompañada de tu bebé, en este caso, recuerda que debes exponerlo al sol por no más de 15 minutos y preferiblemente antes de las 9:00 a.m.
  • Ejercicios de fuerza: Cuando tu cuerpo esté preparado y tu recuperación sea completa, puedes comenzar a practicar gradualmente ejercicios con pesas y de fuerza para incentivar el fortalecimiento y la tonificación de piernas y abdomen.
Descubre los mejores productos para tu recién nacido en Lapinou.

Cuando puedo hacer ejercicio después del parto, ¿es recomendable incluir a mi bebé?

Es una excelente idea incluir a ese pequeño que llegó a tu vida hace unas semanas en tus nuevas rutinas de ejercicio físico. Esto tiene un efecto súper positivo en ambos y les ayudará a fortalecer vínculos.

Además, para nadie es un secreto que con un bebé en casa nuestras tareas se multiplican y el tiempo parece pasar mucho más rápido así que con una buena organización de tu día a día e incluyendo a tu pequeño en tus espacios de actividad física, el tiempo rendirá un poco más.

Lo ideal es que practiques con él tus caminatas, pilates y yoga inicialmente y a medida que va creciendo puedes incorporarlo en otras actividades. Incluso puedes incluir a tu pareja y convertir tus rutinas de ejercicio en una maravillosa experiencia familiar.

Cuándo puedo hacer ejercicio después del parto

Algunas recomendaciones adicionales para tus rutinas de ejercicio después del parto

Finalmente, te mencionamos aquí unos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de retomar tu actividad física:

  • Usa ropa cómoda, elige un sostén adecuado.
  • Aliméntate e hidrátate antes y después de la actividad
  • Intenta dar pecho a tu bebé antes del ejercicio
  • Realiza rutinas cortas, nunca te sobre esfuerces
  • Mide tu ritmo cardiaco y todas las señales que tu cuerpo te envíe

Ahora que tienes toda la información, es hora de que pongas en marcha tus rutinas y definas cuándo y cómo podrás hacer ejercicio después del parto, algo que sin duda brindará múltiples beneficios físicos y emocionales a ti y a tu bebé. No dejes de vivir cada momento de esta mágica aventura llamada maternidad.

Lee más

Recetas de cocina para niños: opciones saludables

Cuando te conviertes en padre inicias un proceso de aprendizaje en múltiples aspectos, y la culinaria no pasará desapercibida. Así que tener a tu alcance una lista  de recetas de cocina para niños puede ser en parte la respuesta a una preocupación general de los padres: cómo hacer que nuestros hijos disfruten de aquellos alimentos que para ellos no son tan apetecibles pero sí muy necesarios.

Recetas de cocina para niños

Si eres papá o mamá o estás a punto de serlo, seguro tendrás muchas dudas al respecto, pues justamente abordaremos aquí este importante tema; te contaremos cuáles son los alimentos infaltables en las distintas etapas de desarrollo del menor y luego te daremos algunas deliciosas ideas de recetas de cocina para niños que te quitarán este dolor de cabeza.

Una alimentación adecuada debe brindar a los menores la energía y los nutrientes específicos para promover un adecuado crecimiento y desarrollo físico e intelectual de acuerdo a su género y edad; por eso, es fundamental que elijamos las comidas y sus acompañamientos, teniendo conocimiento base de los nutrientes que nos aporta cada alimento y cómo complementarlos.

Ingredientes que no pueden faltan en las recetas de cocina para niños

Aprovecha 10% Off

Es muy importante tener claros cuáles son los beneficios que aporta cada alimento a tu niño, para crear opciones completas, saludables y nutritivas. Ahora, vamos a mencionarte algunos de los más importantes:

  • Frutas y verduras: Las que no pueden faltar, cada una aporta distintos tipos de nutrientes al organismo de tu pequeño, claves para su desarrollo.
  • Lácteos: Tienen un valor nutricional enorme, y son indispensables sobre todo en la primera infancia por su contenido de proteína, calcio y vitaminas A y D.
  • Carnes: Aunque estamos en la era del vegetarianismo, las distintas variedades de carnes representan una alta fuente de proteína y vitaminas; procura que el pescado ocupe un lugar importante en la dieta de tus niños.
  • Legumbres y cereales: Los cereales como el arroz, la avena y el maíz proporcionan carbohidratos, uno de los 3 nutrientes esenciales para el desarrollo de los menores. Las legumbres, por su parte, aportan fibra, un componente que les ayudará a desarrollar desde pequeños una buena función digestiva.
  • Huevo: Aquí nos emocionamos, porque el huevo es uno de los alimentos favoritos de los niños y su valor nutricional es realmente significativo; expertos aseguran que el huevo contiene todas las vitaminas que el cuerpo humano necesita excepto la C, así que, ¡dales todo el huevo que pidan y aprovecha lo delicioso que es!
  • Grasas saludables: Cuando escuchamos el término grasa, generalmente lo asociamos con efectos negativos; sin embargo, debes saber que existe una línea de grasas que aportan energía y vitalidad al organismo. Puedes encontrarlas en algunos frutos secos como las nueces, las almendras, los cacahuates y las avellanas, por mencionar algunos. También las encuentras en las aceitunas y en algunos aceites de cocina como el de oliva, aguacate, canola, y otros.

Algunas ideas de recetas de cocina para los niños

Ahora que tienes claro cuáles son los alimentos clave a la hora de preparar recetas de cocina para niños, vamos a ver algunas ideas deliciosas, creativas y, sobre todo, muy saludables para deleitar los paladares de los más pequeños. ¡Manos a la obra!

Crepes con huevos

Crepes con huevos

Iniciemos con una idea rápida, sencilla, nutritiva para un buen desayuno:

 Ingredientes:

  • Crepes convencionales o caseros
  • Jamón de cerdo, pollo o pavo
  • Queso tajado
  • 2 Huevos
  • Cebollín

Preparación:

  1. Prepara los crepes que necesites, cúbrelos con una loncha de queso y una de jamón y ponlos en un recipiente para el horno.
  2. Pon a freír un huevo por cada crepe que vas a preparar y cuando la clara esté un poco blanca, los retiras. No deben estar cocidos por completo.
  3. Pon el huevo en el centro del crepe, sobre el jamón y dobla los bordes, de modo que el crepe tome una forma cuadrada y cubra todos los bordes del huevo.
  4. Llévalo al horno a 200° por pocos minutos, hasta que el huevo esté totalmente cocido.
  5. Espolvorea sal a tu gusto y el cebollín finamente picado ¡y listo, prepárate para verlos saborearse!

Tortillas de verduras

Tortillas de verduras

Con las tortillas vas a la fija, ellos las van a amar; son unas de las recetas de cocina para niños más fáciles de preparar y más deliciosas. Vamos a probar con estas:

Ingredientes:

  • 2 papas o patatas
  • 2 zanahorias
  • 2 calabacines pequeños
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Ralla las papas, las zanahorias y los calabacines previamente cocinados.
  2. Aparte bate los huevos y adiciona sal y pimienta a tu gusto.
  3. En una sartén calienta un poco de aceite de oliva.
  4. Mezcla los huevos con las verduras ralladas; debe quedar una masa consistente.
  5. Toma porciones de la masa y forma las tortillas, fríelas por ambos lados y con una servilleta absorbente retira el exceso de grasa.
  6. Sírvelas frías.

Berenjenas rellenas

Berenjenas rellenas

Lo más seguro es que al hablar de berenjenas tus niños nos pongan muy buena cara, ¿verdad? Pues con esta receta, cambiará por completo su percepción. Toma nota porque es ideal para el almuerzo o una cena muy completa

Ingredientes:

  • 1 berenjena
  • Carne de res o de cerdo picada o desmenuzada
  • Harina de trigo
  • Cebolla
  • Queso rallado
  • Leche
  • Nuez moscada
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

Preparación:

  1. Lava las berenjenas y pártelas en dos longitudinalmente. Luego haz unos cortes en diagonal en la parte interna formando pequeños rombitos.
  2. Llévalas al horno a 200° por unos 40 minutos.
  3. Mientras tanto, ralla o pica finamente la cebolla y sofríela junto con la carne, añade sal y pimienta.
  4. Cuando las berenjenas estén asadas, saca la pulpa con una cuchara y mézclala con la carne y la cebolla, termina de sofreír todo junto.
  5. Agrega la leche y deja cocinar por unos minutos y sazona con nuez moscada.
  6. Rellena las berenjenas con esta mezcla, cubre con queso rallado y gratina en el horno hasta que esté dorado.

¿No suena delicioso? Estamos seguros de que a tus niños les encantará.

Sabemos que no siempre es fácil complacer esos pequeños paladares; crear platos que contengan el valor nutricional que requieren tus niños y que a la vez les gusten, puede convertirse en todo un reto.

Antes de finalizar, te dejamos un último dato que te será tan útil como las recetas anteriores: La Unicef publicó el libro El sabor de crecer sano, con decenas de preparaciones tan saludables y divertidas como las que acabamos de darte, así que no hay excusas para ponerte creativo en la cocina. 

En definitiva, una óptima nutrición infantil es la base del correcto desarrollo y crecimiento de nuestros peques; y además de favorecer su salud, crearás en ellos hábitos de alimentación balanceada desde temprana edad, entonces, bienvenidas todas las ideas de recetas de cocina para niños. Convierte tu cocina en una zona de aventuras.

Colecciones únicas y divertidas
Lee más